Páginas

miércoles, 1 de marzo de 2017

Neuroeducación

    En nuestro intento de fundamentar la práctica docente en evidencias y no en ocurrencias llegamos a la neuroeducación, disciplina o transdisciplina que promueve una mayor integración de las ciencias de la educación con las que se ocupan del desarrollo neurológico.


    Uno de los máximos referentes en este campo en España, Francisco Mora, autor del libro Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama, recoge en una reciente entrevista algunos de hallazgos en este campo con gran incidencia en nuestro trabajo (pincha aquí para acceder a la entrevista completa). Algunas de las ideas que más nos han impactado son:
  • La educación tampoco ha cambiado en los últimos 200 años y ya disponemos de algunas evidencias que hacen urgente esa transformación. Hay que rediseñar la forma de enseñar
  •  Hoy comenzamos a saber que nadie puede aprender nada si no le motiva. Es necesario despertar la curiosidad, que es el mecanismo cerebral capaz de detectar lo diferente en la monotonía diaria. Se presta atención a aquello que sobresale. Estudios recientes muestran que la adquisición de conocimientos comparte sustratos neuronales con la búsqueda de agua, alimentos o sexo. Lo placentero. Por eso hay que encender una emoción en el alumno, que es la base más importante sobre la que se sustentan los procesos de aprendizaje y memoria.
  • Nos estamos dando cuenta, por ejemplo, de que la atención no puede mantenerse durante 50 minutos, por eso hay que romper con el formato actual de las clase
  • Sabemos que para que un alumno preste atención en clase, no basta con exigirle que lo haga. La atención hay que evocarla con mecanismos que la psicología y la neurociencia empiezan a desentrañar. Métodos asociados a la recompensa, y no al castigo.
    También podéis encontrar interesantes ideas sobre este tema en los siguientes enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario